h1

At good hours, green sleeves

noviembre 20, 2007

Hola, amiguitos. Hoy hablaré del transporte público de Chicago (porque el otro tema que tenía pensado, que perdí un guante por la calle, no es muy sustancioso…).

La CTA (Chicago Transit Authority) es… cómo definirla… lamentable. De hecho necesito más adjetivos: pésima, horrible, demencialmente mala, un truño, vamos. (nota para Candy: la palabra truño no es una palabrota. Puedes pronunciarla sin llevarte luego las manos a la boca y pedir perdón).
El problema no es la higiene o la comodidad… El problema es que tanto los autobuses como los trenes tardan eones en llegar. Según la página web de CTA cada servicio de transporte debería pasar al menos cada 6 minutos. Realidad: Esto es un cachondeo. Si pierdes un autobús o tren, significa quedarte esperando a la intemperie unos 15-20 minutos. Un día perdí el tren por poco y un hombre que venía corriendo detrás gritó “Oh Dios, ¿por qué me haces esto?”. Y no me extraña… Todavía se puede permitir uno esperar en la parada ese tiempo, pero cuando empiece a nevar (debe faltar poco), va a quedarse Rita the Singer…

Blue Line - Western Station

Es ridículo. Para desplazarme al curro debo coger el tren primero y luego un autobús. Si sumas únicamente el tiempo que paso dentro del transporte, apenas es media hora. Pues bien, no logramos bajar de la hora y cuarto…
La peor parte se la lleva el trasbordo con el autobús. Nos da tiempo a cantar la banda sonora entera de ‘los dos lados de la cama’ y comprar tranquilamente un capuccino, aunque eso sabe a cualquier cosa menos a café. De hecho, se parece a la leche que queda cuando te has tomado los cereales de Kellogg’s de la rana vacilona con gorra (¿Cómo se llamaban esos cereales? ¿Qué le pasó a la rana?). También cabe destacar que el concepto ‘templado’ lo desconocen en este país. El café siempre está hirviendo. Lo peor no es que te quemes la lengua, sino llevártelo al autobús. Las calles están tan mal asfaltadas y los frenazos son tan bruscos, que intentar beberse el café en el autobús sin echártelo encima, es más complicado que aguantar 1 hora en un toro mecánico.

El Metro de Madrid es un edén en comparación con lo que puede encontrarse uno por Chicago. Aquí termino desquiciado. Llega el autobús y sólo piensas “At good hours, green sleeves…”. Pero lo cierto es que a pesar de todo, luego ves a la gente realmente tranquila y los conductores son bastante campechanos y simpáticos. Hasta me siento estúpido viéndome tan impaciente en ocasiones.
Todo resulta más pausado, agradable, acogedor: El autobús llega con su rótulo “Go Bears!”. Si tienes bici, la colocas en la baca delantera del autobús. El conductor te saluda con una sonrisa. Subes y continúas leyendo tu periódico que cogiste en los puestos gratuitos, o si prefieres, ves la tele del bus para enterarte del tiempo que hace en Nebraska, la última polémica de Britney o acertar preguntas trivia como quién dijo “You must be the change you want to see in the world”. Esperas un rato para que llegue más gente y en un periquete arrancamos, hermano.

Sin embargo, el detalle que más nos llama la atención del autobús es la forma de avisar al conductor para que pare. No hay botones. Aquí tienen un cablecito amarillo que recorre todo el vehículo adherido al borde de las ventanas. Si te quieres bajar en la próxima parada, sólo tienes que darle un tironcito, o ‘halarlo’. Sí, halar. ¿Quién no conoce ese verbo tan habitual?

Hale el cordón

Un día, salimos del tren (cuyo andén se encuentra en el primer piso de la estación) y vimos que el autobús (situado en la planta inferior) acababa de llegar a la plataforma. Le hicimos señales como locos y el conductor nos vio, ¡y nos esperó! Diréis “bueno, tampoco es tan impresionante…”. Lo asombroso es que para llegar de un sitio a otro, hay que bajar por las escaleras mecánicas, salir del edificio por la puerta giratoria (elemento imprescindible en un edificio norteamericano) y atravesar el resto de plataformas. Mínimo 1 minuto. En España, si el conductor te ve, además de que no parará, te señalará con el dedo y gritará jactanciosamente “JA JA” (en plan Nelson de los Simpsons). De hecho, todos los pasajeros (si son españoles) lo harán…

En otra ocasión, nos quedamos atónitos cuando el conductor anunció por los altavoces “Haremos una parada breve. Disculpen las molestias”. Paró el autobús delante de una gasolinera. Se bajó y fue andando con mucha parsimonia hacia la tienda. 10 minutos después volvió y reanudó el trayecto. ¡Ole su polla! Estas cosas me descolocan…

Como el otro día en el tren; nos quedamos unos 40 minutos parados en una estación viendo pasar todo el rato policías de un vagón a otro. Inevitablemente, uno se termina intrigando… Al final detuvieron a dos individuos mochileros, seguramente primos hermanos de Melendi (akas Ramón), y pudimos proseguir el camino. En situaciones como estas, con tiempos de espera tan indeterminados, el juego de los pasos de Kevin Beacon resulta de lo más práctico…

<Publicidad> Tenéis que ver Beowulf. Qué maravilla de animación. Y si podéis en 3D, mejor. </Publicidad>

En fin, lo dicho… La CTA es un show. Tardar menos de 10 minutos en un trasbordo es más complicado que conseguir sacarme una foto con los ojos abiertos; pero ya sabéis… ‘Take it easy, man’.

PD: Efectivamente, la cita es de Gandhi.

Anuncios

14 comentarios

  1. Hello my friend!
    Hallo meinen Freund!
    Salut mon amie!
    ¡Hola amigo mio!
    ¿Es curioso verdad? En español el pronombre posesivo va normalmente después del nombre (aunque se pueda poner antes)

    Bueno, después de tanta tontería(tenía pensada una réplica bastante curiosa para la anterior pero se me ha olvidado lo que iba a decir, así que escribo en ésta)

    Al leerte he pensado que salvando que “Chicago es Tela Grande” y que tienes que coger un tren y un bus… te sentirás como en casa con esos maravillosos retrasos (Granada es, por lo que veo, una pequeñísima Chicago en ese sentido, jejeje)

    Me alegra leer que lo estás disfrutando.

    Un Abrazo

    PD: Leyendote me dan ganas de intentar conseguir algo allí por una temporada, pero… antes debería aprender inglés, jejeje.

    Bye,bye.


  2. Frannn!
    Qué descojone cuando he leído lo del conductor y su breve parada para darse un paseíto a la gasolinera. Aquí pasa igual cuando voy a coger el 150 delante de la gasolinera y llega el bus tras 10 mins esperando, se para, el conductor se baja, se va a la gasolinera y se pone a tontear con la cajera mientras me cago en todos sus ancestros.
    Por otro lado, creo que lo de tu estrés es que porque te has acostumbrado erróneamente a esperar el metro cada 4 minutos exactos, y el bus cada 10, siempre que no llueva en Madrid, claro 🙂
    Bueno, a pasarlo bien!


  3. Se llamaban Smack´s y cierto estaban asquerosos!!! Pero lo del café ardiendo lo agradecerás dentro de breve cuando los grajos vayan arrastrando los huevos por las aceras!!! Si es que cuando el grajo vuela bajo…

    He empezado con una cuenta del wordpress, en breve tendrás noticias!!

    Un abrazo


  4. Buenas, Urobros. El transporte en general en España es mucho mejor que aquí. Esta mañana el tren tardó 50 minutos en llegar… Por mucho que nos podamos meter con los cercanías de Renfe o los autobuses urbanos, funcionan de lujo en comparación con esto.

    Suli! ¿Qué haces cogiendo el 150? ¡Ese autobús es insufrible! Si hasta los chinos lo cogen para dar un paseo turístico por toda la ciudad.. aunque claro, la otra opción es el dichoso metro ‘ligero’…
    Tienes razón. Me he mal acostumbrado con el metro de Madrid. Eso es lo que pasa…

    Smack’s! Se llamaban Smack’s! Gracias, KyoNando! Estoy ansioso por ver tu espacio. Eso sí, si quieres personalizar la plantilla, te recomiendo que lo hagas en blogger. En WordPress está más restringido y tienes que pagar para cambiar el diseño…
    Un abrazo, artista!


  5. Hi,

    por cierto que no lo comenté antes, me gustó eso del verbo “Halar”, sabía lo que significaba porque conocía “Jalar” y pensé que era alguna derivación del segundo al primero, pero parece ser que es al revés y, que aparte de compartir significados tienen otros muy diferentes.
    Ambos son tirar de un cabo o cuerda, pero por ejemplo: jalar significa comer con apetito mientras que halar puede ser succionar por una pajita un líquido. Eso sí, también depende de si es su uso en México, Uruguay, Cuba o España… Algo curioso. En el caso de tirar de un cabo la palabra “castiza” sería “Halar” y “Jalar” sería la expresión coloquial.

    😛 Sí, reconozco que últimamente estoy “plasta” con el vocabulario, pero es que estoy aprendiendo (bueno, adquiriendo más)

    Un Abrazo


  6. Pues yo conocía “halar” de un tebeo de Asterix (concretamente, la gran travesía). 😀

    Ah… La de cultura que se aprende con los tebeos :-D…


  7. Jo macho, k envidia!! conductores que te avisan cuando van a parar, que se paran y te esperan si te ven correr… q


  8. Jo macho, k envidia!! conductores que te avisan cuando van a parar, que se paran y te esperan si te ven correr… que gozada!!!
    Por lo demás, déjame que te haga una pregunta:
    ¿Ya no recuerdas lo que es la ‘Rober’?
    Pues sí!, no creo que la CTA tenga el algoritmo de la Rober para joder al usuario, pongamos un ejemplo por si no lo recuerdas bien:
    Estamos en la Gran Vía a la altura de la catedral, y nos dirigimos a Caleta. Cuando llegas, ves que el 4 está saliendo y dices: ‘qué mas dá, puedo coger el: 1,3,4,6,9,21,33…’. En ese momento ves que pasan todas las líneas (algunas incluso 2 veces) en dirección contraria (la cosa pinta mal…) y en tu dirección empiezan a pasar el 7,8,31,32.. (todos aquellos que a lo sumo te dejan en Triunfo). Sigues esperando y vuelven a pasar 7,8,31,32… y así sigue hasta que te hartas y decides empezar a andar, justo cuando llevas 500m. empiezan a pasar en tu dirección el: 1,3,4,6,9,21,33…

    Rober VS CTA
    ¿quién gana?
    cuerpo a cuerpo, obviamente, ganarán los de la Rober (la malafollá granaina ya es aplicable al muay-thai)
    en infraestructuras organización y demás… la cosa está por discutir 😛

    Salu2
    K_>

    PD: perdón si tienes dos comentarios, TAB+ENTER=ERROR


  9. Angelico el Fran, sufriendo del sistema público de Norteamérica, ¡ese gran país!
    Nos contaba hace poco un profesor mío que ha estado viviendo allí y que además es un estudioso del sistema político estadounidense, que los servicios públicos como los que tú usas o el metro, por ejemplo, salvo contadas excepciones como el Metro de Nueva York, son una basura.
    Es una cuestión de cultura política, por lo visto, ya sabes que los americanos se organizan muchísimo en los niveles locales y se encargan de una gran parte de la provisión de servicios por ellos mismos sin apenas tener en cuenta las administraciones públicas. No es raro ver reuniones en los gimnasios de los colegios, iglesias, garajes… Es muy curioso.
    Una probable explicación sea que los colonos sabían perfectamente que no podían depender de la corona inglesa para solucionar sus problemas y adoptaron la costumbre de arreglárselas ellos solitos.
    Esto a lo que los expertos llaman sociedad civil tiene sus caras negativas, como ves hay muchos lugares de los EEUU en los que el concepto de lo público es prácticamente inexistente. No sé si es mejor o peor, pero desde luego es muy diferente a la tradición estatal continental europea.
    ¡Un abrazo Fran!

    PD: me dice Enrique que te leas has leído Contrato con Dios o Pequeños milagros de Will Eisner, que habla de la vida en los barrios de Chicago.


  10. buen transporte en españa?? que se lo digan a los catalanes… (aunque pensándolo puede que sea porque no es españa ¿?)
    nada franfrin, para el bus lo mejor es un buen libro o el periódico gratuito, o simplemente gilar (mirar) al personal a tu alrededor, según el humor con el que te hayas levantado. Lo que de ninguna manera tiene sentido es estresarse o cabrearse porque eso en nada ayudará a resolver tus problemas!!

    Take it easy man…

    Kyonanado, ánimate con el blog!!! espero enterarme de una u otra forma!

    Muchos besos a los dos!


  11. pues fran yo estoy de acuerdo con la temperatura del café, porque me temo que aquí en Irlanda es igual…Incluso en el avión cuando me preparo un té siempre le pongo agua fría porque no hay boca humana que pueda soportar esa temperatura del agua…..
    Sin embargo creo que yo podría perfectamente beberme el café en el bus, ya que ¿alguna vez lo has intentando en un atterrizaje? uno de esos que te dejan hasta despeinado jajajajaja. Yo lo hago a diario porque no tengo otro momento así que no te quejes tanto y mejora los reflejos…..
    muchos besos guapo te echo de menos.

    PD Habrás visto que te lo he escrito todo sin faltas de ortografía eh? 🙂


  12. Es una de las cosas que más llaman la atención de los Estados Unidos: la pésima calidad de los servicios públicos en general… excepto la policía y el ejército, en eso sí que no escatiman gastos. Lo que no sabía es que en los autobuses hubiera teles, nunca llegué a subir en uno y, bueno, es un detalle.


  13. Urobros, muy curiosas las acepciones del verbo halar. Yo sólo conocía el verbo jalar. Ahora ya me he acostumbrado a decirle a Candy “hala, ¡hala!”

    Fidel, hablando de tebeos… El otro día me acordé de ti. Ya han sacado aquí la miniserie de Marvel ‘The eternals’ de Gaiman, ilustrada por John Romita Jr. A ver si me la pillo pronto. Gaiman forever…

    Kargoth! Qué sorpresa verte por aquí! No me olvido de la Rober. Lo de la Gran Vía tiene delito. Me pasaba exactamente lo mismo cuando curraba detrás de Colón en verano. Conservo en mi memoria gloriosas esperas para el 6 o el 9, a las 3 de la tarde, en la acera sin sombra… Aunque eso sí, hay que sacarle el lado bueno: me puse morenito. 😀

    Andrés, malandrín, llevas mucha razón en tu comentario. Es acojonante la exaltación de la idea de comunidad o barrio, en detrimento de los valores estatales. Otro ejemplo: Van a cancelar muchas líneas de autobuses urbanas por falta de fondos en todo Chicago. Ese tipo de iniciativas resultan desconcertantes…
    Por cierto, algún día hablaré del individualismo americano. Tengo ganas de comentarlo y sé que te gustará el tema.
    Dale las gracias y un abrazo a Enrique por sus recomendaciones. De Eisner sólo conocía las tiras de ‘The Spirit’. Me apunto esos títulos.

    Lady T! Gracias por los ánimos. Como verás, ya me lo tomo con filosofía. Yo también estoy expectante por el bastinazo de blog con el que nos sorprenderá Kyonando… 😀

    David! Me alegra verte por aquí. Lo de la policía también es asombroso. Merece un post aparte. Espero ansioso actualizaciones sobre Chicago en tu blog ;D

    Inmy! Lo del café es criminal. Deberían deteneros a todos los que lo servís hirviendo. Bebértelo en tu caso tiene todavía más delito… porque si te lo echas encima, ¿Tienes acaso otro uniforme que ponerte? Si no te cambias… ¡tendrás una groom discrepancy! 😀
    Muchos besos, guapetona. Te quiero mucho. Lo sabes.


  14. Por eso me gusta la idea de salir fuera de España una temporada… contrastando con otros lugares, puedes apreciar con mas claridad que cosas son buenas en españa, y cuales no 😉



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: