h1

Black Friday

noviembre 29, 2007

Previously on Chicagoland…
Se comieron muchos pavos, pasteles de calabaza y Fran tuvo que reajustarse el cinturón. Además, una ardilla se cayó de un árbol, pero creemos que sigue con vida, tranquilos.
and Now, Franfrin’s blog continues…

¡Y llegó Black Friday! Tras este tétrico nombre, se esconde el día más loco para el consumismo americano. Todas las tiendas reducen drásticamente los precios y se encuentran ofertas impresionantes. Las mejores, en tiendas de electrónica. Por ejemplo, encontramos anuncios de portátiles Toshiba por 200 dólares o televisores de plasma de 42″ por 300… Muchas de estas gangas son limitadas y sólo las consiguen los primeros en llegar a la tienda, los llamados ‘doorbusters’. Sí, esos que habréis visto en las películas o series americanas que acampan en la calle. Nosotros no madrugamos tanto como para presenciar tal espectáculo. En esta página web (que ahora resulta desfasada) se pueden comprobar algunas de estas ofertas tan suculentas.

Con estos precios tan escandalosos, el centro de la ciudad se llena de gente, lógicamente. Tanta gente que no tienes libertad para andar. De hecho el ritmo de tránsito por la acera lo marcan los semáforos y todo el mundo circula como si fuera un bloque compacto (como los batallones que salían en Astérix y Obélix). Resulta agobiante, sin duda.
Además, tienes que ser muy cuidadoso de no chocarte o invadir el llamado ‘personal space”. Aquí, al igual que en muchos otros países, tienes que estar disculpándote cada dos por tres porque alguien, que ni siquiera te roza, pretende pasar a tu vera y te suelta ‘Excuse me’. A veces resulta ridículo… Por ejemplo, el otro día me puse en la cola de la caja de un supermercado, a una distancia normal de la última chica que estaba esperando. Ella no la debió considerar normal porque se giró y me soltó “Please!”. Estos americanos están demasiado acostumbrados a los espacios grandes…

Las tiendas de ropa se inundan de feroces clientes, ávidos por encontrar esas botas a mitad de precio, esos levi’s por 15 dólares o ese abrigo tan necesitado, en mi caso. ¡Y lo encontré! a mitad de precio en Old Navy, de hecho. Por apenas 30 dólares (20 euros) compré un abrigo-microondas (podrías hacer palomitas dentro) que me vendrá muy bien cuando apriete el frío.

 

Warm Coat

Y entonces la vi. Allí estaba, Esperándome. Mi sueño hecho realidad. Con esa apariencia tan fina, tan elegante, tan apuesta, ¡tan atractiva!… con esa combinación de colores que tanto me cautiva, con esa piel tan suave y delicada, con esa calidez que me apasiona y me reconforta… y sobre todo, ¡tan barata! ¡10 dólares por una camisa de franela americana!
Sí, ¡una auténtica lumberjack shirt! ¿Acojonante, eh? Pues nada, ¡a la saca!
Es muy difícil encontrar ofertas tan buenas como las de este día… tan complicado/imposible como que Candy tarde menos de 10 minutos cuando dice “Sólo me falta ponerme las botas…”

Lumberjack Shirt

Lo malo de estos precios es que cualquier cosa te resulta barata (de hecho lo es), y más siendo dólares y no euros… así que al final terminas comprando más de lo que necesitas. Es la fiebre consumista. Y para colmo de facilidades, lo puedes devolver tranquilamente. Es un apunte interesante de las ventas americanas: Aquí cualquier cosa se puede devolver; pero no a la semana siguiente… sino incluso años después. Me han contado historias de gente que se compra un televisor gigantesco para tragarse todos los partidos de la temporada de béisbol o hockey y luego lo devuelve. Sin problemas.
Y con la ropa ocurre igual, incluso aunque esté estrenada y la hayas usado como alternativa al papel higiénico… ¡No problem!
Esto me recuerda el detalle curioso de que en inglés no tienen un verbo como ‘estrenar’. Parece mentira. Ellos tienen que decir “to use for the first time”. Tampoco tienen la equivalencia para ‘tocayo’… pero bueno, me estoy desviando…

También sorprende la atención al cliente. Tengo que decir que es excelente, pero a veces resultan excesivamente amables. Entras en una tienda y no tardan ni dos segundos en venir a saludarte y preguntarte:
“Hey, How are you?”, “Could I help you?”, “Is everything Ok?”
De hecho esto ocurre en cualquier sitio público. Tanto sea el conductor del autobús, el camarero del McDonald’s o el mendigo de la esquina que viene a pedirte limosna. Estás constantemente con la respuesta “Fine, ¿and you?” en la boca.

Hablando de pedir… Nos encontramos ese día a un montón de personas pidiendo donaciones con campanillas (sí, como Phoebe…). Lo que me resultó curioso fue el nombre en el cartel: ‘The salvation army‘. Por un momento pensé que se trataba de donaciones para el ejército. Así que les pregunté a dónde iría el dinero recaudado. Me quedé más tranquilo tras saber que se trataba de una ONG. Me jugó una mala pasada la palabra ‘army’, pues también significa ‘gran grupo’, no sólo ejército.

Salvation Army

Hasta la próxima. Y recordad que en este momento, en cualquier lugar del mundo, hay una triste, desamparada y solitaria lumberjack shirt sin dueño…

Anuncios

10 comentarios

  1. Hi

    Lo de devolver las cosas incluso años después, qué fuerte, jajaja. Es que el ser humano se pasa o no llega, eso de los términos medios me parece a mi que no lo conoce.

    Me ha encantado la entrada, la verdad que no esperaba que fueran “rebajas” lo que se escondía bajo ese nombre, no señor.

    Has hablado de ropa, electrodomésticos pero te has olvidado de lo más importante: LOS JUGUETES.

    Nada, nada, la camisa chulísima 🙂 ya quisiera yo una.

    En fin, un abrazo.


  2. Buenasss…

    ¿Army se puede traducir como gran grupo? No tenía ni idea… De todas maneras, en las películas y series, siempre se ha traducido como “Ejército de salvación”, y yo imaginé que eran militares retirados que se dedicaban a recoger ropa usada y a repartirla entre los necesitados (Fidel y sus películas mentales…).

    Lo que comentas de que sean siempre tan amables, según el blog de Kirai (http://www.kirainet.com/en-japon-no-se-da-propina/), es por las propinas tan grandes que se dan en USA. ¿Te has adaptado a eso, o haces como hacemos en España, y con la excusa de ser joven no se deja propina? El tema de las propinas en USA es interesante. Habla sobre ello alguna vez.

    Muy gracioso el post y ver cómo aprendes de los USAianos. Quiero el próximo ya.

    Un abrazo.

    Fidel.

    P.D: Gracias por la canción, tío.
    P.P.D: A mi no me engañas. Tú lo que querías era acercarle el muñequito a la de la cola 😀


  3. Que bueno… igualito q aqui vamos… y digo yo q entonces pq los mendigos no hacen eso, compran ropa pal invierno y la devuelven en verano? Tiene q haber un truco, se devaluan? o no pierdes nada? Pues vaya chollo, deben tener una mentalidad muy diferente… se nota donde hay pasta y se compra por necesidad y no por “aprovecharse del sistema”, aunque habra de todo claro, pero como la mayoria lo hace bien, pues… Es como lo q decias q habia en Escocia q en una tienda no habia nadie atendiendo, sino una cesta con dinero donde la gente iba dejando el dinero de sus compras y cogiendo el cambio… Resumiendo, la honradez es una caracteristica q en España esta extinguiendose… ya q aqui cada vez mas prospera la mentalidad de “si hay una ganga, ya sea honrada o no, y no la aprovechas, eres gilipollas”, y cosas asi… Es triste, pero bueno…

    Jo, q pena no haber aprovechado ese Black Friday, habria podido comprarme tantos cachivaches informaticos, jeje. Solo es una vez al año? O hay mas? :P. Asi q solo compraste ropa? Muy mal!

    Bueno, me alegro d q las cosas te vayan tan bien. Leyendo siempre tu vida, me pregunto pq la mia es tan monotona y aburrida a veces… será q no se moverme…

    Bueno, ya hablamos Neng, cuidate!


  4. ¡Eres el violador de la cola del super! 😀
    Joder, si tuviera que decir “perdón” cada vez que me subo en el metro por las mañanas e invado el espacio de alguien, me quedo bocaseca-man (La palabra “espacio” pierde todo su significado entre las 8:15 y 9:15 en el metro de madrid).
    ¿Eres un lumberjack de los buenos? Aquí tienes tu himno, machote!: http://es.youtube.com/watch?v=AKSJLop26yI

    Enjoy!


  5. Fran, en el supermercado, con la tía, ¿lo de “cola” va con segundas? 😀
    Sobre The Salvation Army, la sección española se llama Ejército de Salvación. Y el apunte curioso, El cantante (y compositor) Jack White de The White Stripes tituló a la peazo de canción The Seven Nation Army porque de pequeño creía que así es como se llamaba la ONG.


  6. Quillo, yo quiero saber todo lo que te podrías haber comprado y lo que no te compraste, porque vamos a ver, una tele de plasma de 42″ a 200 EURAZOS???????????????? JODER TIO QUE TE LA COMPRAR Y LUEGO TE LA TRAES A ESPAÑA AUNQUE TE CUESTE 200 EUROS MAS POR PORTES!!!! POR SER BECARIO NO PAGAS NINGUN TIPO DE ARANCEL NI IMPUESTO, JODER CAPUYO!!!! QUE ES QUE ERES UN CAPUYO!!!!!!!!!!!!!!!!! JAJAJAJAJAJAJAJA, me pongo malo con lo consumista que soy, y que quieres que te diga, es que me podría volver loco en el Black Friday, definitivamente tengo que ir!!!!!

    Gracias por lo de The Salvation Army, siempre me quedé con la duda de saber que era, y ahora con la definición de Army gano mucho!!!!!

    Un abrazo amigo!!


  7. increible, tiene que ser una pasada!!! un peligro publico lo del black friday!!
    muy bueno el post fran!! sigue asi, que cuentas un monton de cosas muy interesantessssssssss

    un beso!


  8. Urobros, lo de las devoluciones es acojonante. Ayer mismo devolví una cafetera que compramos hace un mes y que no funcionaba (sí, soy un huevón…). Ni la abrieron para comprobar qué le pasaba. Sólo me pidieron el recibo y me reembolsaron el dinero en la tarjeta. Qué fácil…
    ¿Juguetes? Ya me dirás en qué tipo de juguetes estás interesado…

    Fidel, gracias por el enlace. Ya lo había leído. Según me dijo Heather, sólo deberías dejar propina en los lugares donde te atienden en una mesa o en los taxis. En cualquier caso, es un tema curioso. Lo comentaré más adelante…

    Samu, lo de la honradez americana es relativo. Habrá gente que se aprovecha y otros que no… Todavía recuerdo aquella cesta con el dinero en Edimburgo. Es acojonante, sin duda.
    Black Friday no es el único día con buenos precios, también tienes las rebajas después de navidad (aquí son el 26 de diciembre, ya que no tienen reyes), pero creo que no encuentras ofertas tan buenas…
    Sobre tu vida monótona… ya te lo he dicho muchas veces: depende de ti hacerla monótona o no.

    Suli! Qué razón tienes. El metro de Madrid a esas horas es una sauna con ruedas.
    Me has dejado traumatizado con ese vídeo. Ya te pasaré una lista de vídeos musicales esperpénticos. O si no, que te la facilite el Capitán Miller, que es experto en vídeos chungos. ¡Lo fliparías!

    ¡Capitán! ¡Gran apunte! Nunca relacioné la canción con esa ONG. Tampoco sabía que el cantante se llamaba Jack White. Gracias por estas curiosidades.

    Kyonando, ¿tu blog para cuándo? Eres más consumista de lo que pensaba, jaja. ¿Dónde meto una televisión de 42″? ¿Y para qué la quiero en España si yo no veo la tele? Aunque podría conectarle un cable desde el portátil y ver pelis ahí… uhmmm, mierda… ¡ya me estoy arrepintiendo! 😀

    Lady T! Un besazo, y gracias. Ya me has dado una idea para el siguiente post 🙂


  9. ¡Vaya pedaso de rebajas ompae! Tío, si lo sé te pido que me traigas una lumberjack de esas… ¡qué pedazo de fetiche!
    PD: curioso que la leyenda de tu desmesurada virilidad haya llegado al conocimiento de las señoritas yankees. Ya sabes, a menos de 1 metro no, que puedes rozarlas, jajajaja


  10. Cómooooooo??? Fran, dime que en marzo también hay un “Black Friday” por favoooor!! No olvides apuntar todos esos sitios ehh.. 😛

    Mil besos :*



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: