h1

Merry Christmas!

diciembre 12, 2007

¡Feliz Navidad a todos!
De hecho, os felicito con retraso. Aquí es navidad desde hace un mes.
¿Cómo es la navidad en Chicago?

Las calles se llenan de adornos: trenes de juguete sobre las salidas del metro, lucecitas en todos los semáforos y parques, las torres de los rascacielos se colorean y Starbucks ofrece en exclusiva el ‘Peppermint White Chocolate Coffee”.

Plantan árboles gigantescos de Navidad, plagados de bolitas, coronas, adornos cursis y estrellitas. Nuestro favorito, en la plaza Daley. Le pedimos a la gente que nos hiciera una foto para que se vea bien grande el arbolito y obtienes esto:

¡Qué limpio el suelo! y mira ¡tengo la bragueta cerrada!. Decidimos renunciar a aparecer en la foto y hacer una como Dios manda en la que también se vea la casa de Santa Claus.

En una acera, descubres un libro gigante que te felicita la navidad en muchos idiomas, incluso en libanés y filipino. Curiosamente, en England escribieron ‘Happy Christmas’ y en USA ‘Merry Christmas’.

La supertienda Macy’s (que sería como el Corte Inglés de Chicago) decora sus escaparates con muñecos articulados de ‘El Cascanueces’ y toda la gente se agolpa para contemplarlos.

Algunos centros comerciales exponen maquetas de la ciudad (con trenes incluidos) donde se pueden observar los edificios más representativos y a Santa Claus trepando por las montañas. Gana el que antes localice a Rudolph. Suelen colocarlo al lado de un pub irlandés. Lógico, con esa nariz roja…

Puedes encontrar a Santa Claus en cada esquina, dispuesto a escuchar tus exigencias. Aunque hayas sido un niño muy travieso, te recompensará con una piruleta y un bastón de caramelo. En ocasiones, los renos resultan ser tías simpáticas que te invitan a un Red Bull si las contemplas detenidamente.

Y si no te lo encuentras en la calle, aparecerá por el tunel del metro, ocupando un vagón entero y gritando “Merry Christmas”. Aunque a estas alturas, ya habrá muerto intoxicado por la contaminación subterránea.

 

Todos los supermercados y grandes almacenes se apresuran a vender arbolitos, muñequitos de Santa Claus, los renos y todo lo que haga falta para explotar al máximo el consumismo festivo. Por supuesto, la música de fondo no cambia: ‘Jingle Bells’, ‘Santa Claus is coming to town’, ‘All I want for Christmas is you’ o la odiosa ‘Rudolph, the red-nosed reindeer’. Esta melodía puede resultar más fastidiosa que un trozo de palomita entre los dientes si la oyes más de 5 minutos.

Muchas familias decoran sus jardines con millones de luces y motivos navideños como Santa Claus, su esposa y los renos. Muchas veces con la estrella Rudolph en primer plano. ¡Mira que es popular el bicho! De hecho es más habitual encontrarse a este mamífero rumiante decorando todos los jardines que a Mr. Morgan Freeman en cualquier película, que ya es complicado… (¿Cómo lo hace para aparecer en TODAS las películas?)

Montan el Christkindlmarket (el mercado del niño Cristo), un mercado tradicional de origen alemán con una treintena de puestos internacionales.

Puedes encontrar salchichas, lacitos, tartas de manzana, frutas bañadas de chocolate, campanas, velas, casitas decorativas, muñecos artesanales, relojes de cuco, animales tallados, bolas de navidad, motivos del Belén, golosinas y dulces navideños. Incluso montan una carpa en plan Oktoberfest. Lo más típico es pedirse un ‘Glühwein’, una especie de ponche caliente alemán.

 

 

 

 

 

 

Tratándose de un mercado tan internacional, no podían faltar los churros.

Como estamos hablando de Chicago, lo normal es que en Navidad ya esté todo cubierto de nieve. Aquí tenéis a los muñecos Michelín, disfrutando de ella.

Lógicamente, abren las pistas de patinaje y acude media ciudad. Muchos padres patinan con sus niños, los cuales disfrutan como… niños. La gente es feliz patinando. En cambio, yo soy feliz cuando me trago 5 episodios seguidos de ‘Cómo conocí a vuestra madre’.

Parecía imposible pero encontramos un árbol de navidad más grande. De nuevo, pedimos a un amable transeúnte que nos fotografíara con el árbol de fondo en todo su esplendor…

Y de nuevo, la gente ignora la petición “que salga bien el árbol” y te fotografían los pelos de la nariz.

En fin, así es la navidad en Chicago.
Happy Merry Christmas!!!

Anuncios

6 comentarios

  1. Merry frozen Christmas a ti también, neeeen! Molt Bon Nadal!!!!

    PS: Deberíamos empezar a pensar en el regalo de Landlord Jim que, pobre, se lo merece con lo mucho que ha currao… Y q le compramos a Jacinta? Y a Manjua???


  2. Muy bonitas las calles y las casas iluminadas. Los arboles por la noche son preciosos.

    Pero… ¿y tu casa? no las has adornado? enséñanos tus decoración navideña, espero que hallas puesto un belén.

    Un abrazo.


  3. Jo… y yo me quejo del consumismo madrileño que se respira durante todo diciembre y gran parte de noviembre… En serio… ir por la Gran Via durante el fin de semana es como ir al Rastro :S

    Yo mismo me parece q voy a sucumbir al consumismo madrileño… y es q sin darte cuenta… ves en tu cabeza la repetida frase de “compra… compra… compra…”. Entonces vas y lo compras, y luego te preguntas… “uhm… realmente me hacia falta esto?”. En concreto, estoy pensando en pillarme un portatil.

    Bueno Fran, a ver cuando me cuentas lo de la tia esa con la q te has enrollado 😉

    Un saludo!!


  4. Chaval!!! Un día te enseñaré que el consumismo no es tan malo!!! Que poca idea tienes.

    Segundo, a tu puñetero red-nose deer no tengo ni idea de donde coño está, más que nada porque en la foto no se ve un carajo.

    Tercero, tienes que buscar a cuatro capullos franceses como hice yo e irte a tirarte por una cuesta con una bolsa de plastico, usando a uno de ellos como trineo de navidad!!!!!!!!!!

    Oe oeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!

    Happy Xtmas!! And a merry new year!!!


  5. Candy! Molt Bon Nadal! Al Landlord Jim le regalaremos pastel de calabaza putrefacta. Igual le gusta…

    Beni! Lo del Belén no es muy típico de aquí… pero de momento, tenemos un árbol de navidad auténtico comprado. En cuanto lo decoremos un poquito, le saco una foto.

    Samsa… jeje ¡Tengo muy buenos recuerdos del Rastro!
    Sólo tú sabes si necesitas realmente ese portátil. ¡Eso sí, no te compres más discos duros! 😀
    Dile a tus reporteros que dejen de proporcionarte información fraudulenta… 😛

    Nandete, tienes razón. En la foto no se ve bien, mea culpa. Lo de la cuesta para tirarme estaría bien si en Chicago hubiese alguna dichosa cuesta… pero esta ciudad es más plana que tu encefalograma. 😀
    Illo, idea que te doy: Podrías usar tu blog como foro para los mensajes políticos de tu lista de correo. Publicas la noticia como post y la gente comenta. Resulta menos liante que seguir todos los correos de la peña… ¿Qué te parece?


  6. ¡JOJOJO, Feliz Navidad! Pues eso, que felices fiestas a ti también.

    Me ha gustado el post mucho, especialmente los comentarios a las dotes fotográficas de los transeuntes… ¿No será que no os explicábais bien? 😛 jejeje.

    En fin, sé que no tiene “mucho” que ver, pero leyendo el post no he podido evitar acordarme de esto:

    PD: No he puesto html, vayamos a que no lo coja esto bien y se quede ahí “pa los restos”.

    UN ABRAZO.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: