h1

Oh, blanca Montreal

diciembre 19, 2007

…Y me fui a Montreal.

Allí me encontré con Pablito, Edu, Gabe y su novia, Sara. Se supone que iba para pasar tres días pero al final, no me quedó más remedio que estar cuatro. Os cuento algunas impresiones del viaje, empezando por el aeropuerto de Chicago.

Tras facturar, de nuevo tuve que sufrir el traumático proceso de embarque:

Colas enormes para contarle al poli americano tu interés en visitar Canadá. Da igual si quieres asesinar a algún ministro; tú respondes “tourism” y sonríes. Luego toca descalzarse y que inspeccionen tu maleta buscando jamones ibéricos. Por último, falta rellenar el mismo impreso interminable donde te realizan preguntas tan originales como si has visitado una granja en los últimos 14 días, si tienes nociones de manipulación de elementos radiactivos, si has participado en algún conflicto armado o si tus abrigos están confeccionados con material derivado de especies en peligro de extinción.
Lo más rápido es marcar NO en todas las preguntas que empiecen con “Have you ever…?”

Finalmente, pude subir a bordo y contemplar una bonita vista de Montreal antes de aterrizar. Sí, nieve. Mucha nieve…

…Y un frío terrorífico (-27 grados centígrados un día). Un esquema representativo de cómo fueron los días allí:

Te levantas y te vistes. Esto incluye: calcetines largos, long johns (medias térmicas), vaqueros, camiseta de manga larga, sudadera con capucha, botas, abrigo de Michelín, guantes, braga/bufanda y gorro hasta las orejas.

Pablo – Hambre.
Gabe – Os voy a llevar a comer auténticos american breakfasts.

Te abres paso por la acera a través de la nieve y después de 5 minutos avanzando, no puedes sentir la nariz. Afortunadamente, llegas al restaurante.

Entramos. Las gafas se empañan. Qué calor. Fuera guantes, braga, gorro y abrigo.
Nos sirven unos platos gigantes con crêpes rellenos de sirope de arce acompañados de champiñones, bacon, huevos revueltos, salchichas, ensalada y frutas varias.

Fran – No puedo pensar. Toda mi sangre está en el estómago.
Gabe – Vamos a dar una vuelta.

Salimos. De nuevo guantes, braga, gorro, abrigo… Caminamos 10 minutos bajo la nevada.
Edu – Mira, ese edificio es como el Empire State. Le da un aire.
Gabe – Sí, pero en Montreal…
Pablo – Por cierto, me han dicho que el café canadiense está muy bueno…
Gabe – Claro. Vamos a esa cafetería.

Entramos. Las gafas se empañan. Qué calor. Fuera guantes, braga, gorro y abrigo.
Cafetito con muffin de chocolate incorporada. Juegos de palabras de Pablo de regalo.

Salimos. De nuevo guantes, braga, gorro, abrigo… Caminamos 10 minutos bajo la cruel nevada.

Fran – ¿Esa es la catedral de Notre Dame? Se parece un poco a la de París.
Gabe – Sí, sólo que en Montreal. ¿Queréis probar los bagels?
Pablo – ¿Bagels?
Edu – Sí, son como donuts de pan.
Pablo – Lo que sea, vamos. No siento los dedos de los pies.

Entramos. Las gafas se empañan. Qué calor. Fuera guantes, braga, gorro y abrigo.
Bagel de salmón y queso brie acompañado de ensalada del día y cervecita.

Salimos. De nuevo guantes, braga, gorro, abrigo… Caminamos 10 minutos bajo la persistente nevada.

Pablo – Mira, un cine porno al lado de una farmacia. Y allí un sex-shop…
Gabe – Sí, esta calle es muy particular… es como el Barrio Rojo, pero en Montreal.
Fran – Uy, qué frío… ¿Por qué no vemos la decoración navideña de esa cafetería?

Entramos. Las gafas se empañan. Qué calor. Fuera guantes, braga, gorro y abrigo.
Cafetito con tableta de chocolate y más juegos de palabras de Pablo de acompañamiento.

Salimos. De nuevo guantes, braga, gorro, abrigo… Caminamos 10 minutos bajo la implacable nevada.

Gabe – Volvamos a casa.
Edu – Por favor.

Llegamos. La nieve ha taponado la entrada. A cavar…

Entramos. Las gafas se empañan. Qué calor. Fuera guantes, braga, gorro y abrigo.

Gabe – Conozco un restaurante donde hacen las mejores hamburguesas de ciervo y jabalí. ¿Vamos?
Pablo – Sí, me gusta comer, y hoy apenas hemos comido nada, ¿verdad?

Salimos. De nuevo guantes, braga, gorro, abrigo… Momento foto.

En definitiva, estuvo bien. Gabe y Sara fueron unos magníficos anfitriones y Montreal es una ciudad muy bonita, muy … blanca. Sí, el adjetivo es blanca.

Algunos datos curiosos de Canadá:

  • Los canadienses no tienen la cabeza partida, a pesar de que pinten así a ‘Terrance y Philip’ en South Park.

  • Prácticamente todas las casas y tiendas tienen una doble entrada para aislar mejor.

  • Es habitual que te sirvan café para tomar durante las comidas.

  • Resulta de mala educación chascar los dedos para llamar al camarero. Te pueden echar del local, incluso.

  • Preparan una de las comidas más pringosas que he probado en mi vida: potutine. Mezcla de patatas fritas con queso fundido y gravy (la salsa del pavo).

  • Tienen a la reina de Inglaterra en sus billetes. Parece que es así desde que entraron en la Commonwealth.

  • Su política de reciclaje está bastante consolidada. Si devuelves las latas vacías al supermercado, recibes unos 10 centavos por cada una.

  • Es habitual que haya tormentas de nieve invernales y por lo tanto, se cancelen vuelos en el último momento. Habrá personas que esperen hasta 11 horas para embarcar en el siguiente vuelo disponible. También es posible que alguna de esas personas olvide su documento DS2019, a pesar de tener el I-20, I-94, visado J1 y pasaporte. Es altamente probable que sea retenido e interrogado durante 1 hora por unos policías canadienses que desconfíen de su vinculación con la Cámara de Comercio española, y necesiten conocer la vida del pasajero desde que se graduó en el Instituto… pero eso, amigos míos, ¿a quién le podría ocurrir?

Anuncios

7 comentarios

  1. ¡Oh! ¡Canadá, que chulo!
    -27 Grados, eso es frío y no lo que tenemos aquí. Me ha dado “viruji” nada más de leerte, pero que genial. Eso sí, veo que estuviste a dieta estrictísima (“Guille HAMBRE”, ;P )

    Un Abrazo

    ^o)¡Café en las Comidas…?


  2. Tremendo nuevo post, Fran. ¡Me encanta leerte!
    Ya veo que por mucho abrigo, al final lo básico es crearse cada uno su propia capita de tocinete para protegerse de la brisa fresca de Montreal.
    ¡¡¡Te echaremos de menos en las comidas de TID y Experience!!!
    Take care


  3. Creo que voy a tomar como costrumbre no leerte antes de comer. Dios! me has creado un agujero en el estrógamo y todavía me queda una hora!!!

    Si siguen copiando edificios del resto del mundo, cuando tenga una copia de la Alhambra… pero en Montreal échale una foto y nos la enseñas 😀
    (Pero si no lo han conseguio los chinos…)

    Me ha decepcionado el que no tengan la cabeza partida como en South Park. Has roto un mito!

    Salu2
    K_>

    PD: cuanto tardas ya en ponerte/quitarte guantes, braga, gorro, abrigo… ?? 😀


  4. Plas plas plas, como siempre sobervio.

    Por cierto que es el sirope de alce??!!!! y como está la hamburguesa de ciervo y jabalí ??!!!

    Un abrazo.


  5. Que bueno Neng!

    Yo no creo q pudiera sobrevivir a esos -27 grados… Yo cojo un poco de frio y ya me da fiebre… a esa temperatura…

    No me jodas q te hicieron todo eso q mencionas al final… q fuerte… si es q te ven con esa cara de inocenton y de buena persona y levantas sospechas, jajaja…

    Tio, me tienes q contar mas cosas de ese viaje 😉

    Que putada lo del pasaporte, me hice uno hace unos meses, y no lo llegue a usar, y ahora a hacer otro…

    Saludos!


  6. bueno todo el mundo comenta sobre la comida y el frio, yo es que como me toca directamente el tema pos me voy al final del post…. a q se te olvido a ti el papelito y te retuvieron en el aeropuerto?juasjuas es q eso solo podia pasarte a ti cariño….es normal q en los aeropuertos sean tan estrictos con todas las cosas que han pasado, yo me siento mas segura volando con todas las nuevas medidas asi q menos kejarse y mas agradecer el trabajo de la gente de seguridad en los aeropuertos….hahaha, aun asi entiendo que debio ser una lata….
    bueno en usa tb beben leche con la pizza, al menos eso vi en un capitulo de heroes….
    besos gracias por el comment en mi blog…. TQ.
    Happy Christmas….


  7. No te lo vas a creer…

    Lo intenté… pero al final me pudo el “compra compra compra…” :S

    Me he pulido la extra de navidad :S.

    Soy poseedor de un portatil hp y de un nuevo disco duro externo de 500gb para mi… em… coleccion…

    Ahora es cuando uno empieza a hacerse la pregunta… “¿Realmente me hacia falta?”… no hay respuesta, solo remordimientos 😛

    A ver si te pillo conectado y hablamos!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: